No soy tu chiste El soldado Micolta es uno de los personajes más reconocidos del popular programa de televisión colombiano Sábados Felices. Es una caricatura de todos los estereotipos negativos que hay contra los afrocolombianos: torpe, perezoso, ingenuo e ignorante. Además habla con un acento exagerado propio de la costa del Pacífico, la región con más afrodescendientes en el país. Durante años, Micolta fue interpretado por un actor blanco que se pintaba la cara de negro —al estilo Dzblackfacedz—, hasta que, en el 2015, un grupo de activistas afrocolombianos decidió que ya era suficiente.
NPR logo

No soy tu chiste

  • Download
  • <iframe src="https://www.npr.org/player/embed/605006461/605078562" width="100%" height="290" frameborder="0" scrolling="no" title="NPR embedded audio player">
  • Transcript
No soy tu chiste

No soy tu chiste

No soy tu chiste

  • Download
  • <iframe src="https://www.npr.org/player/embed/605006461/605078562" width="100%" height="290" frameborder="0" scrolling="no" title="NPR embedded audio player">
  • Transcript

El soldado Micolta es uno de los personajes más reconocidos del popular programa de televisión colombiano Sábados Felices. Es una caricatura de todos los estereotipos negativos que hay contra los afrocolombianos: torpe, perezoso, ingenuo e ignorante. Además habla con un acento exagerado propio de la costa del Pacífico, la región con más afrodescendientes en el país. Durante años, Micolta fue interpretado por un actor blanco que se pintaba la cara de negro —al estilo Dzblackfacedz—, hasta que, en el 2015, un grupo de activistas afrocolombianos decidió que ya era suficiente.

Fotografía tomada el 30 de octubre del 2015 en las afueras del Teatro Jorge Isaacs, en Cali, Colombia. Un grupo de activistas afrocolombianos protestó contra una presentación del soldado Micolta en la ciudad. César Cabezas hide caption

toggle caption
César Cabezas

Fotografía tomada el 30 de octubre del 2015 en las afueras del Teatro Jorge Isaacs, en Cali, Colombia. Un grupo de activistas afrocolombianos protestó contra una presentación del soldado Micolta en la ciudad.

César Cabezas