Embedded Player Juliana Deguis nunca salió de su país de nacimiento. Pero, un día, la Corte Suprema declaró que era una inmigrante.