¿Qué pasó con la familia Rosario en República Dominicana? : Radio Ambulante Mientras un clan esperaba su herencia, una Rosario alzó la voz.

Cuando Anibelca Rosario se enteró de que su familia se había unido a la búsqueda de una herencia multimillonaria, quiso saber más. Lo que encontró la llevó a hacer una denuncia que la enfrentaría directamente con el abogado que estaba representando a los Rosario.

Esta es la segunda y última parte de la historia de los Rosario.



Si lo necesitas, puedes leer la transcripción del episodio.

Or you can also check this English translation.



Acabamos de reabrir la tienda virtual de Radio Ambulante. Puedes comprar camisetas, hoodies o tazas para tomar café mientras escuchas tus episodios favoritos. Haz tu pedido hoy: serás de las primeras personas en recibir los productos cuando inicien los envíos en la segunda semana de noviembre.
NPR logo

Somos millonarios – [Parte 2]

  • Download
  • <iframe src="https://www.npr.org/player/embed/922995050/923122127" width="100%" height="290" frameborder="0" scrolling="no" title="NPR embedded audio player">
  • Transcript
Somos millonarios – [Parte 2]

Somos millonarios – [Parte 2]

  • Download
  • <iframe src="https://www.npr.org/player/embed/922995050/923122127" width="100%" height="290" frameborder="0" scrolling="no" title="NPR embedded audio player">
  • Transcript

TIENDA RADIO AMBULANTE: ¡Hola! Para todos los que nos han preguntado sobre la tienda, ¡ya abrimos! La tienda está lista para recibir tus pedidos desde cualquier parte del mundo. Encontrarás camisetas del podcast, hoodies y tazas de café con una de nuestras ilustraciones favoritas.

Visítanos en radioambulante.org/tienda y ¡antójate!

DANIEL ALARCÓN: Bienvenidos a Radio Ambulante, desde NPR. Soy Daniel Alarcón.

En el capítulo anterior…

MARIBEL VALOY: Eso pasó así, de repente. Yo un día fui y estaban hablando ya del dinero que estaba internacionalmente, de nuestros antepasados.

JOSÉ CEPEDA: El mismo Johnny de Portorreal en una ocasión dijo que cada heredero tocaría más de 11 mil millones de pesos dominicanos.

JOHNNY PORTORREAL: Estamos en las mejores condiciones, nunca antes vistas ni soñadas, de que los Rosario, si se le hace justicia, es una de las familias más ricas de nuestro país.

ALARCÓN: Si no lo han escuchado, pausen este episodio y vayan al anterior. Es necesario para entender todo lo que viene a continuación.

En resumen, contamos la historia de la búsqueda de una supuesta herencia de miles de millones de dólares, que corresponde a cerca de 30 mil dominicanos. Todos emparentados por el apellido Rosario. El rumor era que el dinero se encontraba en bancos europeos, en España y Suiza específicamente. Y un abogado llamado Johnny Portorreal era el encargado de recobrar la fortuna a nombre de toda la familia.

Durante años Portorreal aseguró y aseguró que la plata llegaría pronto.

Pero aún no llega.

Y mientras todos los Rosario esperaban ansiosos, una persona decidió alzar su voz.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

ANIBELCA ROSARIO: Los Rosarios que sepan que eso es una estafa, que están jugando con su ignorancia y con su pobreza.

ALARCÓN: Ella es Anibelca Rosario, una periodista dominicana. Trabaja como comentarista en un programa de radio muy escuchado, el Zol de la Mañana. Y el audio que escuchamos es del 24 de mayo del 2018, el día en que se atrevió a denunciar al abogado Johnny Portorreal. Ya habían pasado siete años desde que Portorreal había empezado a reclutar a miles de Rosarios.

Y esa denuncia de Anibelca destaparía uno de los misterios financieros más grandes de la historia de República Dominicana.

Mónica Cordero y Luis Trelles investigaron esta historia.

Aquí Mónica.

MÓNICA CORDERO: Anibelca supo del cuento de la herencia unos dos meses antes de que denunciara a Portorreal por la radio. Primero fue en una conversación telefónica con su mamá, y luego se enteró de más detalles en un almuerzo familiar, frente al mar.

ROSARIO: Estábamos reunidos porque estábamos planificando celebrar el Día de las Madres.

CORDERO: Era un día agradable, con gente querida. Hasta que su mamá empezó a hablar de la herencia.

ROSARIO: Me dijo: “Hay una herencia que va a beneficiar a los Rosario”. Digo yo: “¿En serio, tú la crees? “. Me dijo: “¡Claro!”, y yo le dije: “Pero, ¿tu bisabuelo tenía dinero? ¿Tu tatarabuelo tenía dinero o tenía propiedades?”. Me dijo: “No, eso viene de los españoles”.

CORDERO: Un tío de Anibelca, que vivía en Estados Unidos, se había enterado de la herencia y había invitado a sus siete hermanos a unirse.

Ese tío se había unido a uno de los enormes grupos de WhatsApp, de los que hablamos en el episodio anterior. Esos que eran manejados por coordinadores de Portorreal o por algún Rosario ansioso de noticias.

Son cientos de personas participando activamente, hablando de la herencia y recibiendo mensajes de Portorreal, que explica cómo supuestamente estaba cada vez más cerca de conseguirla.

A Anibelca le pareció todo bastante extraño y empezó a hacer preguntas. Habló con el tío que había envuelto a su mamá en la herencia, pero se dio cuenta de qué tan poderosa era esa idea cuando viajó a San Francisco de Macorís, en el noreste de la isla.

ROSARIO: Entonces me dijeron: “Hay un abogado que está apoderado del caso. Y Johnny Portorreal es la voz cantante. Toda la familia cree mucho en él. Se hace lo que él dice”.

CORDERO: Ese día, la mamá de Anibelca estaba muy emocionada.

ROSARIO: Y ahí es que ella me dice que al otro día ella tenía que ir al Banco de Reservas, a buscar un PIN.

CORDERO: El PIN, recordemos, es un código QR, de esos que se escanean con el teléfono. Tiene el nombre de la persona y el número de identificación personal. Y la oficina de Portorreal cobraba por esto 500 pesos, unos 12 dólares del 2018.

Con ese PIN, según el abogado, los herederos podrían acceder a la cuenta del banco en donde se les depositaría el dinero. Sus tíos habían pagado ya por el PIN. La mamá de Anibelca lo tenía claro.

ROSARIO: “Ya en dos meses nos van a dar la herencia. Y tenemos... ese pin es para depositarnos el dinero”.

CORDERO: El rumor era que el depósito sería de millones de dólares para cada uno de los herederos, y que el dinero iba a llegar al banco del Estado, el más grande de República Dominicana: BanReservas.

ROSARIO: Y ahí me explicaron un poco cómo funcionaba la red.

CORDERO: Una red donde los puntos conectores eran los coordinadores de Portorreal.

ROSARIO: Que era a los cuales le entregabas el acta de nacimiento y el dinero, sobre todo el dinero. Y esos coordinadores eran los que te ponían a firmar documentos, honestamente sin sentido.

Las cantidades individuales no eran tan altas. El juego era, eh, un efecto cadena. O sea, muchas personas aún sean por pocas cantidades.

CORDERO: Imagínense, unas 30 mil personas pagando unos 50 dólares. Eso suma, como mínimo, un millón y medio de dólares en aquella época. Una fortuna.

ROSARIO: Es en ese momento, al yo ver cómo mi mamá creía en la historia, cómo sus hermanas creían en la historia, que yo dije: “Espérate, déjame investigar un poquito más".

CORDERO: A los pocos días, Anibelca fue a la oficina de Johnny Portorreal, la Central del Derecho. Y se encontró con lo que ya explicamos en el episodio anterior: el segundo y el tercer piso de un edificio de espacios estrechos, un sinfín de gente haciendo fila y ni un lugar donde sentarse.

Había, además, unos guardias con armas largas. Y es que se veía que había mucho movimiento de dinero en efectivo.

ROSARIO: Tú entrabas, pagabas, el otro entraba, “dame tanto”. Una locura.

CORDERO: Anibelca pidió hablar con Portorreal.

ROSARIO: Entonces me dijeron que para llegar a Johnny tenía que ser a través de los coordinadores.

CORDERO: Anibelca insistió. Quería conocer al abogado del que tanto había escuchado. Pero los coordinadores que estaban en la oficina le preguntaron:

ROSARIO: “¿Usted es heredera?” Y yo decía: “No, yo quiero saber si soy heredera”. Entonces ellos me decían: “No, estoy hay que depurarlo”.

CORDERO: Depurarlo, o sea que tenía que entregar sus documentos personales y probablemente pagar por algún servicio.

Le tocó irse sin hablar con Portorreal. Pero siguió investigando. Indagó con algunos conocidos en la Fiscalía. Le dijeron que conocían del rumor de la herencia, pero que no había ninguna denuncia. Preguntó en el banco y habló con varios de los supuestos herederos.

ROSARIO: Y me doy cuenta de que el tema de la herencia es un secreto, pero a voces. Que todo el mundo lo sabe, que mucha gente lo creía, que otra gente no la creía, pero que tenía todas las posibilidades de seguir creciendo.

CORDERO: Y fue ahí que no se pudo aguantar y lanzó un comentario en su programa de radio.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

ROSARIO: Entonces ese señor motiva, obliga, juega, amenaza a sus seguidores para que saquen una cuenta de ahorros en el Banco de Reservas de la República Dominicana. Y el Banco de Reservas sabe que eso es una estafa.

CORDERO: E hizo un llamado a las autoridades del país.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

ROSARIO: ¿Cómo es posible que la autoridad no lo sepa? Porque, ya que nuestra población es ignorante, ya que nuestra población en esas ansias de salir de la pobreza se lleva de cualquier mesías loco, entonces alguien tiene que levantar la voz de aler… de alerta.

CORDERO: Era la primera vez que alguien hablaba públicamente de que la supuesta herencia de los Rosario era un fraude masivo.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

ROSARIO: Lo que me consta en los documentos, me hablan de una estafa mayúscula que la autoridad la sabe o por lo menos tiene sospechas legítimas y no quiere actuar.

CORDERO: Las acusaciones de Anibelca eran muy serias y se estaban haciendo en un programa muy escuchado en Santo Domingo.

Los seguidores de Portorreal no tardaron en defenderlo. En ese momento llamó a la estación Hilario Amparo, que se presentó como el encargado internacional de la Central del Derecho, o sea, la oficina de Portorreal.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

HILARIO AMPARO: Nosotros tenemos seis cuentas en el Banco Santander de España, dos de ellas a nombre de José Margarita, el abuelo de Jacinto Rosario y cuatro cuentas a nombre de Celedonio de Rosario.

CORDERO: Aseguró que parte del dinero ya había ingresado a República Dominicana.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

AMPARO: Actualmente, no tenemos todas las cuentas que ya hay dentro del país, pero hay cuentas que sobrepasan de los 100 mil millones de euros.

Actualmente hay dinero en el Banco de Reservas. Y en los próximos días va a haber una rueda de prensa donde ya se va a anunciar formalmente al país y a los Rosario, porque es algo trascendental en el país.

CORDERO: Cuesta un poco entenderle bien, pero lo que dice Hilario, es que ya hay cuentas con más de 100 mil millones de euros en el Banco de Reservas. Para que se haga una idea: todos los dominicanos en el exterior podrían dejar de mandar remesas a sus familias en la isla, por más de 17 años con esa plata.

La conferencia de prensa donde se iban a dar las pruebas de ese dinero nunca se dio. Lo que sí pasó fue que Portorreal respondió esas acusaciones como lo que es: un abogado litigante.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

REPORTERA: El abogado Johnny Portorreal acusa de difamación a la periodista Anibelca Rosario.

CORDERO: Y la demandó.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

REPORTERA: La denuncia sobre la supuesta estafa fue realizada por la periodista Anibelca Rosario, lo que ha motivado a que Johnny Portorreal le interponga una demanda por difamación.

CORDERO: La denuncia llegó a las manos de Anibelca y supo que tenía que reunirse con sus jefes, la emisora de radio también estaba involucrada.

ROSARIO: Estaba en la emisora. Y me llegó una citación judicial. Inmediatamente supe de lo que se trataba y puedo decirte que me asusté, sí.

CORDERO: Era la primera vez que la demandaban.

ROSARIO: Y debía sentarme en el banquillo de los acusados. Las citaciones. Todo era… era un problema, incluyendo económico, porque contratar un abogado tiene un costo.

CORDERO: Los medios locales inevitablemente se interesaron en el conflicto entre Anibelca y Johnny Portorreal. El abogado decía sentirse atacado.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

PORTORREAL: Ella me está acusando a mí de ladrón. Y me está acusando de estafador. Y me han denunciado en todo el país.

CORDERO: Y también intentaba pintar a Anibelca como la verdadera enemiga de la familia Rosario.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

PORTORREAL: ¿Quiénes son los estafadores de los Rosario? ¡Los extorsionadores! ¡Los desacreditadores!

CORDERO: Pero la situación subió de tono. La entonces fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice, empezó a ver mensajes en redes sociales sobre la herencia. Buscó más información y le empezaron a llegar los audios de WhatsApp.

Fue así como decidió ponerse detrás del caso. En Twitter escribió: “Hay una investigación abierta”. Y compartió el comunicado oficial que decía: “A los presuntos herederos de la familia Rosario, que han dado dinero a cambio de una supuesta multimillonaria herencia, deben acudir a Fiscalía del Distrito”.

Al mismo tiempo, el Colegio de Abogados también abrió una investigación de Portorreal.

ROSARIO: Entonces ahí hubo una serie de espaldarazos formales que fortalecían mi… mi denuncia.

CORDERO: Algunos seguidores de Portorreal trataron de intimidar a Anibelca con advertencias y amenazas.

ROSARIO: También tuve miedo por mi integridad física, porque a través de sus propios chats, a través de llamadas an… anónimas a mi celular, ellos me decían que… que simple y llanamente, eh, no me iba a salir con la mía.

CORDERO: Era un ambiente tenso.

ROSARIO: Entonces eran como muchos sectores de los cuales tenía que cuidarme. Que fue por… por lo cual, en parte, me convencieron los organismos de seguridad de que sí debía aceptar ese acompañamiento.

CORDERO: Era julio del 2018 y habían pasado casi dos meses desde que Anibelca había denunciado que la herencia de la familia Rosario era una estafa. La policía le sugirió ser escoltada a los tribunales el día de la primera audiencia en la corte. Anibelca aceptó.

El 12 de julio del 2018 se realizó la primera audiencia del juicio. Anibelca llegó temprano, antes de las nueve de la mañana.

ROSARIO: Mi sorpresa fue cuando estábamos a una cuadra del Palacio de Justicia y estaba todo bloqueado.

CORDERO: Y es que Portorreal había organizado una vigilia en el Palacio de Justicia, para que los herederos demostraran su apoyo.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

PORTORREAL: De una fila con gente dándole la… la vuelta al palacio, agarrados de mano, como hizo Josué ante, eh, Jericó para tumbarlo los altares que hay malignos.

ROSARIO: Estaba todo amurallado y en un extremo, en un parque, hay un parque muy cerca, ahí estaba concentrada la familia Rosario vociferando.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

REPORTERA: Mientras esto se ventilaba en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, en las afueras decenas de personas, que dicen ser de la familia Rosario, montaron una vigilia para apoyar a Portorreal.

HEREDERA: Nosotros somos los millonarios de ahora. ¿Eh?, ¿qué sucede? Cualquiera quiere estar ahora donde está el doctor.

HEREDERA 2: Y en base a su palabra, nosotros creemos en él y primero en Dios, de que eso está.

ROSARIO: Me entraron al Palacio de Justicia escoltada, pero por la parte trasera. La idea es que yo no estuviera al alcance de ellos, ni siquiera visualmente.

CORDERO: Ya en el tribunal, Anibelca y Portorreal se vieron en persona. Era la primera vez.

ROSARIO: Él estaba en el extremo izquierdo del salón, que es un salón de algunos 40 metros cuadrados. Y yo, pues me quedé en el derecho. Él me miraba mucho, pero cuando yo intentaba mirarlo, él no me miraba. Era un juego, era como: “Yo te miro, pero cuando tú me miras, yo no te miro”. Y… y… y todo.

CORDERO: Pero el asunto no duró mucho, el juez le dio tiempo para preparar el caso y conseguir un abogado. Y apenas se limitaron a fijar la fecha de una segunda audiencia.

ROSARIO: Y al otro día, hubo una respuesta bastante contundente del Banco de Reservas, validando lo que yo decía.

CORDERO: BanReservas, donde Portorreal decía que se iba a depositar el dinero, publicó un comunicado oficial en algunos periódicos del país.

Negaba de manera muy clara cualquier conexión a la herencia de los Rosario y aseguraba que nunca manejó fondos de esa familia.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

REPORTERA: La denuncia de la periodista Anibelca Rosario sobre una aparente estafa cobra fuerza con el desmentido del Banco de Reservas, quien aclara, no ha recibido un centavo de una presunta herencia, como supuestamente afirmara el abogado Johnny Portorreal.

CORDERO: Portorreal intentó contener el daño en los grupos de Whatsapp. Mandó un mensaje diciendo que el comunicado de prensa de BanReservas se debía a rumores, que los responsables eran…

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

PORTORREAL: Los enemigos internos de nuestra familia representada y una campaña de descrédito.

CORDERO: Y también hizo una advertencia.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

PORTORREAL: Estamos siendo perjudicados, eh, dentro de los trabajos que ya tenemos montados en el plano internacional, de que se nos esté acusando de estafadores y de ladrones.

CORDERO: O sea, que los bancos europeos que tenían la herencia podrían dejar de dialogar por las acusaciones que estaban haciendo contra ellos.

Las cosas no pintaban bien para Portorreal. En agosto del 2018, casi un mes después de la cita en el tribunal judicial.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

REPORTERA: Fue apresado este martes en horas de la noche, en el Aeropuerto Internacional de las Américas, el abogado Johnny Portorreal. Existe una alerta en su contra por estafa, interpuesta por la Fiscalía del Distrito Nacional a través de la titular....

CORDERO: Portorreal estaba intentando viajar a Madrid cuando fue detenido. Después de unas horas de interrogación por la fiscal, fue liberado.

ROSARIO: Todo esto fue simultáneo y ¡guau! Entonces todo eso, pues, me validaba.

CORDERO: Y además, Anibelca se sorprendió cuando llegó la segunda citación en los tribunales, unos días después del interrogatorio de Portorreal.

ROSARIO: Y ya ahí no estaba el tumulto de personas, habían, pero no… no como aquella vez.

CORDERO: El apoyo a Portorreal iba en caída. Y el resultado se sintió inevitable.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

REPORTERA: El abogado Johnny Portorreal desistió de la demanda por difamación e injuria que había iniciado contra la periodista Anibelca Rosario.

CORDERO: Portorreal tenía que probar que Anibelca mentía para continuar con la demanda, pero prefirió retirarla y el caso se cerró.

Por otro lado, al llamado de la fiscal, respondieron trece herederos de los Rosario que iniciaron una querella contra Portorreal. Decían haber pagado cerca de 1.800 dólares al abogado y no haber recibido ningún depósito millonario.

Y en octubre del 2018, el Colegio de Abogados suspendió la licencia de Portorreal por dos años.

ALARCÓN: Ese parecía ser el fin de los planes de Portorreal y el sueño de conseguir el oro de Jacinto Rosario.

Pero no.

Una pausa y volvemos.

THROUGHLINE: El mundo es un lugar complejo, pero conocer el pasado nos puede ayudar a entenderlo mucho mejor. Throughline es el nuevo podcast de historia de NPR. Cada semana se adentran en las historias y momentos olvidados que han dado forma a nuestro mundo. Throughline, la historia como nunca la has escuchado.

THE LAND I TRUST: Este podcast y el siguiente mensaje son patrocinados por ‘The Land I Trust,’ un podcast de Sierra Club que presenta a personas compartiendo sus experiencias en torno a temas ambientales y de justicia. Esta temporada nos trae historias únicas sobre transición energética y transformación comunitaria en medio del creciente movimiento por la justicia ambiental, racial y climática. Escucha la cuarta temporada de ‘The Land I Trust’ en el sitio sc.org, en Apple Podcasts o donde sea que escuches tus podcasts.

UP FIRST: Mientras dormías, un montón de noticias estaban pasando alrededor del mundo. Up First es el podcast de NPR que te mantiene informado sobre los grandes acontecimientos en un corto tiempo. Comparte 10 minutos de tu día con Up First, desde NPR, de lunes a viernes.

ALARCÓN: Estamos de vuelta en Radio Ambulante, soy Daniel Alarcón. Antes de la pausa escuchábamos sobre la pelea legal entre la periodista Anibelca Rosario y el abogado Johnny Portorreal. Anibelca acusó de estafador a Portorreal y el abogado interpuso una demanda por difamación que luego retiró.

La denuncia de Anibelca parecía ser el fin de Portorreal y su red de herederos. Después vinieron más acusaciones en contra del abogado, una detención en un aeropuerto y la suspensión de su licencia. Pero eso no detuvo a Portorreal.

Mónica Cordero nos sigue contando.

CORDERO: Aquí en Radio Ambulante quisimos hablar con Portorreal para que nos diera su versión de toda esta historia. Después de meses de estar tratando de hablar con él, su asesor de prensa me dijo, para mi sorpresa, que estaba dispuesto a darme una entrevista.

Luis Trelles viajó desde Puerto Rico a Santo Domingo para grabar la entrevista que yo haría desde Nueva York. Él tenía todos los contactos de Portorreal y me contó que apenas bajó del avión, recibió un mensaje.

Era de Ramón Hidalgo, el encargado de las relaciones de prensa de Portorreal. A último minuto le mandaron una nueva dirección. Habían cambiando el lugar de la entrevista y ahora era en un restaurante, en otro barrio de la ciudad.

LUIS TRELLES: Tengo que pedirle al Uber que… que cambie de… de dirección. Estoy luchando para… para llegar. Llego a la dirección: no hay un restaurante en esa dirección. Y ya yo estoy pensando, este tipo está evadiéndonos de esta manera.

CORDERO: El restaurante finalmente apareció, a dos cuadras de distancia de la dirección que le enviaron. Tenía un nombre distinto al que le dieron originalmente.

TRELLES: No sé cuál fue la confusión. Me bajo, hay cuatro personas esperándome. Eh, yo pensaba que eran, eh, asociados de él, en el bufete. Estoy... lo que está pasando por mi cabeza es: “Entrevista en restaurante, esto no va a ser como el mejor ambiente de sonido para la grabación”.

CORDERO: Pero lo que le esperaba era aún más extraño. Los cuatro asociados de Portorreal lo llevaron dentro, a la parte de atrás.

TRELLES: Y en el salón del fondo hay una mesa rectangular larga, como de conferencia de prensa. En el centro de esa mesa hay una bandera gigantesca de la República Dominicana y en el medio de la mesa me está esperando Johnny Portorreal.

CORDERO: El plan era que Luis me llamaría cuando tuviera listo el equipo. Yo le iba a hacer las preguntas a Portorreal por teléfono y Luis grabaría las respuestas. Y cuando Luis me llamó, esto fue lo que escuché en el teléfono:

TRELLES: Mónica, estoy aquí con 30, 35 herederos de la familia Rosario y con el abogado Johnny Portorreal. Nuevamente los que sean Rosario aquí, por favor aplaudan (aplausos).

CORDERO: Portorreal había citado a unos 30 colaboradores cercanos. Parecía más una rueda de prensa que una entrevista íntima, como la que habíamos pactado hacer. Pero igual, decidimos seguir.

Empezamos por Cotuí, donde está la mina de oro. Portorreal recordó su impresión cuando llegó por primera vez, a inicios del 2012.

PORTORREAL: Era el lugar más pobre que yo hubiese visto. Con... sacando agua de hoyo, que hacían, manual, y haciendo sus necesidades en hoyos y en letrinas.

CORDERO: También se enteró de la historia familiar. Y de Jacinto. Y me sorprendió que la versión que me contó era distinta.

Según Portorreal, Jacinto era un negociante del siglo XIX que se dedicó originalmente a la venta de madera, que sacaba de sus terrenos en Cibao. Es decir, la mina de oro de la que todos los herederos hablaban, no había sido la fuente principal de su fortuna. Pero, según Portorreal, esa fortuna terminó en tres grandes bancos internacionales que se fundaron en esa época.

PORTORREAL: El Wells Fargo, lo que hoy es Santander y el Credit Suisse de Suiza. Esos tres bancos fueron creados con el dinero y la acumulación de ese oro, que empezó siendo primero de las asociaciones de madereros, de los cuales Jacinto era el representante en la República Dominicana.

CORDERO: Portorreal nos dijo que en esa primera visita, se dio cuenta de que los Rosario eran personas que podían ser millonarias y sin embargo vivían en una pobreza extrema.

PORTORREAL: Sabiendo yo, después que estuve investigando, eh, quiénes eran los parientes de estas personas, pues eso me motivó más a tener que… que esforzarme un poco, porque la… los campesinos tenían necesidad de que apareciera un dirigente.

CORDERO: Y así fue como Johnny Portorreal nos explicó lo que lo llevó a convertirse en el líder de la familia Rosario.

PORTORREAL: Más que el dinero, eh, yo el servirle a mi país como un soldado de Dios siempre ha sido mi norte y lo que siempre he promulgado como… como… como líder.

CORDERO: Según Portorreal, esa preocupación por los campesinos de Cotuí fue lo que lo llevó a ofrecer sus servicios. Pero, según él, lo hacía gratis.

PORTORREAL: No había que pagar nada. Si usted demostraba que era heredero, con sus papeles que usted llevaba ya usted entraba.

CORDERO: Pero a lo largo de nuestra investigación habíamos oído algo muy diferente. Un heredero tras otro nos había hablado de pagos por contratos, pines, bonos. Y cientos y cientos de pesos dominicanos que había que pagar en la oficina de Portorreal.

Sin embargo, en nuestra entrevista, lo negó. Me insistió que él no cobraba dinero por el caso de los Rosario.

PORTORREAL: No, pero eso no… eso no es un cobro, esos son servicios que se le hacen a ellos. Ese es un servicio que se les da. Porque es que nosotros no podemos darle un servicio a... a miles de gente, poniendo nosotros incluso el dinero.

CORDERO: Pago por servicio, cobro, no importa la manera que se le llame.

Los herederos le habían entregado mucho dinero. Así que seguí insistiendo en este punto.

Nos había dicho que era un abogado tan comprometido con la familia Rosario que había decidido tomar el caso para servirle al país. Que no era por dinero. Pero unos minutos después nos dijo algo muy distinto.

PORTORREAL: O sea, es… es un concepto incluso muy erróneo de personas que creen que nosotros tenemos cosa de servicio filantrópico. Y mucho menos a personas que andan buscando millones de pesos, que tú tengas que hacerle todo a 30 mil personas.

CORDERO: Y luego volvió a insistir.

PORTORREAL: Pero yo nunca le he cobrado un chele.

CORDERO: Un chele, o sea, un peso. Y entonces señaló al grupo de coordinadores que estaba frente a él.

PORTORREAL: Yo nunca le he cobrado un chele a los Rosario. Míralos aquí donde están. Esos son los Rosario. Nunca le he pedido un centavo a nadie para representarlos.

CORDERO: Lo mismo decía de los viajes internacionales. Él nunca les había cobrado nada a los herederos. Cuando le mencioné que había herederos que no creían que se había reunido con funcionarios del Banco Santander y del Credit Suisse, me dijo:

PORTORREAL: Si eso fue mentira, entonces yo no sé qué es lo que ellos andan buscando. Quiere decir que entonces yo no me explico quién es el que les va a pagar, si es mentira.

CORDERO: Era el tipo de argumento que usaba con frecuencia. O sea, las reuniones en los bancos tenían que ser reales, porque si fueran una mentira, el pago también sería una mentira. Y eso, según él, era imposible.

Cuando le pregunté cuánto dinero había realmente por el oro de Jacinto en los bancos europeos, Portorreal ni siquiera pudo darme una cantidad específica, porque decía que los bancos no podían cuantificar la herencia.

PORTORREAL: Me pusieron un ejemplo de que apareciera en un cofre, o en algo de eso ahí, que apareciera un pedazo de una corona de oro, que debería de ser de algún rey, o de algún monarca de esos grandes. Entonces los bancos tienen una regla de que cualquier prenda hay que codificarla a ver de qué país procede, porque lo que hace es que se vende en pública subasta. Tienen un sistema de vender las prendas en oro. De subastarlas, especialmente en los países...

CORDERO: Y así siguió, hablando de reyes, coronas y sistemas en bancos en Europa.

Pero por más que le preguntamos, fue incapaz de darnos una cifra. Ni siquiera un estimado. Cuando le pregunté por qué había herederos que hablaban específicamente de miles de millones de dólares, y hasta de trillones, Portorreal nos dijo que esas cifras eran especulaciones de la familia Rosario.

PORTORREAL: No es mi preocupación. Porque yo he sido claro, lo que tenga que venir, nosotros lo vamos a esperar. Y sabemos que están cerca, y sabemos que es mucho dinero. Eso yo siempre se lo he dicho a los Rosario.

CORDERO: Y añadió que a algunos sí les había dicho la cantidad.

PORTORREAL: Algunos que son de los... de la… de la clase, de… de… de los de verdad, de los duros. Porque hay secretos en esto. Nosotros hablamos con la gente seria de nosotros. De cualquier detalle y de cualquier monto y todo, lo hacemos nosotros.

CORDERO: ¿Cuántos en ese salón habían hablado de miles de millones de dólares en los chats? Era imposible saber, pero no hay duda de que miles de herederos se dejaron llevar por rumores. Y todo rumor comienza con una persona.

Portorreal continuó evadiendo nuestras preguntas durante el resto de la entrevista. Cuando le tocó hablar de los mensajes que anunciaban la llegada de la herencia a BanReservas, tampoco fue claro.

PORTORREAL: Cuando yo digo que está aquí, debería de ser en… en el banco del Estado. Porque el envío de un valor, eh, en esa cantidad y también en monedas extranjeras, pues entonces una transferencia debería llegar primero al… a… a los bancos del Estado. Eso es por suposición.

CORDERO: Pero lo habíamos escuchado en los mensajes de WhatsApp diciendo que la herencia ya había llegado al país y mencionando al BanReservas. Y no sonaba como una suposición, al contrario, sonaba muy certero.

Cuando insistí, Portorreal pasó a una nueva etapa.

PORTORREAL: No, yo nunca he mencionado… nunca he mencionado banco.

CORDERO: Sí claro, yo lo tengo en audios. Donde usted habla de la plataforma de pagos.

PORTORREAL: Sí, pero no… no menciono qué banco es. No creo. No acostumbramos a mencionar instituciones.

CORDERO: La negación. Primero negó que hubiera mencionado específicamente a BanReservas, como el banco local que iba a recibir la herencia. Luego negó que hubiera hablado de fechas específicas para cobrar el dinero.

PORTORREAL: Yo nunca he puesto fecha. Que esté cerca, que esté ahí, que esté cualquier cosa, está ahí. Pero semana y fecha nunca le he puesto.

CORDERO: Y también negó que la Fiscalía Nacional tuviera abierta una investigación en su contra y que lo hubieran detenido en el aeropuerto.

PORTORREAL: Eso no fue verdad, nunca eso fue verdad. No, eso no… eso... no, eso nunca fue verdad. A mí nunca me han citado, ni me han puesto ninguna querella, ni nunca nadie me ha obligado a ir a ningún sitio. Eso no es verdad.

CORDERO: Pero como sabemos, sí hay querellas en su contra. La de los herederos que mencioné en la primera parte del episodio. Portorreal también negó que Maribel fue la que lo involucró en el caso de la herencia. Según Portorreal, fueron otras personas, y cito, “con más categoría”, las que lo habían hecho tomar el caso de los Rosario.

Hubo otras cosas que no pudo negar. El proceso que se abrió en su contra en el Colegio de Abogados, por ejemplo, en el que le suspendieron la licencia por dos años y que él mismo apeló. Portorreal nos dijo que se trató de un complot contra él. Que todo fue organizado por el presidente del Colegio de Abogados.

PORTORREAL: Una persona pagada por los enemigos nuestros. Eso no es raro, porque el enemigo no nos va a mandar bizcocho ni nos va a mandar flores. Con eso no hay ningún problema.

CORDERO: Portorreal reaccionó de manera similar al comunicado de prensa que BanReservas publicó en varios medios diciendo que no tenía cuentas relacionadas a la herencia. Le restó importancia como pudo.

PORTORREAL: Resultó que no tenían firma y carece incluso de... del sello que debe caracterizar un banco de… de tanto prestigio como el que tenemos.

CORDERO: Yo he visto el comunicado. Ocupa una página de periódico. Está claramente identificado. Es innegable que se trata de un mensaje de BanReservas. También he visto las respuestas del banco cuando algún heredero les ha preguntado por la herencia directamente en Twitter.

La entrevista duró más de tres horas. Fue una conversación de preguntas que tuve que volver a hacer varias veces, en mi intento de obtener una respuesta clara sobre la herencia de los Rosario. Una de las preguntas que le hice fue: qué pasaría con la familia cuando lleguen a la conclusión de que el dinero nunca les va a llegar.

Y en ese momento fue enfático.

PORTORREAL: Los enemigos de nosotros tienen que tener cuidado con lo que hacen con la familia. Que ya nosotros estamos cansados de abuso y de triquiñuelas que le ha metido la clase poderosa (aplausos). Son los mismos que toda la vida se han querido coger los cuartos de los Rosario (aplausos).

CORDERO: Hubo aplausos. De pie. Los herederos que habían estado firmes con Portorreal durante toda la entrevista se emocionaron con su mensaje.

Era una advertencia muy efectiva: si el dinero no aparecía, la furia de los Rosarios se dirigiría a “los enemigos” de la familia. No dijo exactamente quiénes eran, pero fue más allá. Para Portorreal y su círculo cercano, cualquiera que negara la existencia de la herencia era un enemigo.

Esa noche volví a hablar con Luis. Queríamos repasar lo que habíamos hablado con Portorreal. Y cuando me contestó, me dijo que algo muy raro le había pasado.

TRELLES: Después de colgar contigo, eh, la salida, me tardé en llegar porque literalmente me encerraron en un círculo de oración.

HEREDERO: Le damos las gracias por haber acudido a nuestra nación. Sea usted bienvenido a nuestra república, República Dominicana.

TRELLES: Que se convirtió como una especie de mitin para gritar lo… lo bueno que es Portorreal y lo importante que es para la familia.

CORDERO: Eso fue cuando la entrevista ya había concluido. Luis seguía grabando, pero estaba recogiendo su equipo para salir del restaurante, cuando los herederos lo rodearon.

HEREDEROS: Amén. Amén. Vamos a orar. ¡Amén! Dile tú al que está al lado tuyo, amén. Amén. Amén.

TRELLES: Me agarraron la mano. Me abrazaban. No me dejaban salir (risa nerviosa).

CORDERO: Uno de los herederos tomó la palabra para hablar sobre Portorreal.

HEREDERO: En la entrevista que le hicieron al doctor ahorita, ella le preguntó: “Qué fue… que qué era lo más importante”, algo así, “de la familia”. El doctor le dijo: “El amor que hay entre la familia”.

HEREDEROS: Gloria a Dios. Amén.

CORDERO: Y así siguió por diez minutos más, hasta que Luis se retiró del lugar.

No había pasado mucho tiempo desde que Luis se fue del restaurante, cuando ya habían empezado a salir los videos de la entrevista. Estaban colgados en YouTube y en grupos de WhatsApp, con nombres como “Rueda de Prensa del Dr. Portorreal”. En cuestión de días, el video que subieron a YouTube acumuló casi 60 comentarios y, a la fecha, ha sido visto más de 5 mil veces.

Pero algo me sorprendió: casi todos los comentarios en el video de YouTube eran muy negativos hacía Portorreal. Lo llamaban “zorro” y “sinvergüenza”. Y muchos de los que comentaban eran de apellido Rosario.

Y es que con el paso del tiempo y al ver que la herencia nada que llegaba, muchos de estos Rosarios empezaron a desesperarse y llegaron a convencerse de que Johnny Portorreal los había estafado. Se había convertido en un enemigo de la familia.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

HOMBRE: De eso no me cabe ninguna duda. El abogado Portorreal nunca ha trabajado para la familia. Ha utilizado a la familia para su propio lucro. Nunca para ayudar a la familia.

CORDERO: Este es uno de los cientos de manifestantes que desde enero del 2019 y hasta febrero del 2020, ha salido a protestar. Han sido al menos 14 manifestaciones en diferentes lugares de Santo Domingo.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

MANIFESTANTES: ¡Rosario! ¡Rosario!

CORDERO: Nosotros pudimos grabar una de estas protestas el 15 de enero del 2020, frente a la sede principal de BanReservas en Santo Domingo.

Algunos de los manifestantes están convencidos de que hubo una estafa y de que Johnny Portorreal les mintió, porque no cumplió con su ofrecimiento: que iban a recibir el depósito de la herencia en sus cuentas de banco.

Sin embargo, ese mensaje que Portorreal había repetido por años: que el dinero ya estaba en la República Dominicana, pero que el Gobierno no lo quería entregar, sí caló y tomaron en sus propias manos el reclamo de la herencia.

Por eso, el reclamo de esta manifestante va dirigido al presidente de la República de turno, Danilo Medina.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

MUJER: Señor presidente de la República Dominicana, dé la orden de que se pague. Ya los Rosario están hartos de tanto maltrato psicológico y humillaciones ante un pueblo indolente.

CORDERO: También acusan al administrador general de BanReservas, Simón Lizardo, de haber desviado los fondos de la herencia que llegaron de los bancos europeos.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

MUJER: Simón Lizardo, a usted… que usted sabe dónde usted tiene el dinero y a quiénes le han repartido el dinero, ¡páguele a los Rosario!

CORDERO: La protesta que vimos estaba llena de gente unida por su furia.

Es casi imposible comprobar que algo no existe, sobre todo si la esencia del mito de esta herencia es que está escondida. Pero después de tantos años, no sé. Hay que ser un creyente, muy devoto de la idea para ignorar tanta inconsistencia de Portorreal, y pensar que, a pesar de todo, el oro de Jacinto va a llegar. Pronto.

Pero una parte de mí también puede entender de dónde sale esa creencia. Tiene que ver con la esperanza de tener una mejor vida, una vida menos dura, una vida cómoda. Una vida como la que todos queremos. Pero hay algo más.

Hay tanta riqueza que se ha sacado de la República Dominicana. El oro, los recursos naturales. Es una riqueza que no ha sido devuelta. La esencia de la colonización es esa, ¿verdad?

Los primeros lingotes de oro que llegaron a España desde las Américas, salieron de lo que ahora es la República Dominicana. Es decir, si bien los detalles de esta herencia no cuadran —y es innegable que no cuadran— en un sentido histórico, no les falta razón.

Sentir que esa riqueza les pertenece es válido, es su tierra. Y por qué no, si desde que Colón llegó a América la han robado.

ALARCÓN: Dos años después el caso en contra de Johnny Portorreal sigue abierto. Cuando consultamos con Rosalba Ramos, la procuradora fiscal nacional de la República Dominicana, nos dejó claro que en su investigación no han encontrado ninguna evidencia de que haya llegado dinero al país a nombre de personas de apellido Rosario. Y tampoco de que la herencia de Jacinto existe o existió.

A finales de agosto de 2020, según la información que recibimos de Fiscalía, algunos líderes y coordinadores de la familia denunciaron que Johnny Portorreal los había estafado. Por el coronavirus la Fiscalía decidió asignar un horario especial para que todos los Rosario que se sintieran afectados por la búsqueda de la presunta herencia millonaria, denunciaran. Más de 250 personas lo han hecho hasta hoy. Treinta y ocho denunciaron que habían sido víctimas de estafa, pero el resto puso una denuncia de abuso de confianza, porque aseguran que la herencia si existe. La investigación y un juez, en su momento, determinará qué tipo de delito se cometió.

Con respecto a la tierra, Johnny Portorreal no pudo comprobar que los Rosario eran dueños. Tampoco pudo probar en la corte que Jacinto era dueño de esos terrenos y que las personas que hoy dicen ser sus descendientes tengan algún parentesco.

Octubre del 2020 era la fecha prevista para que terminara la sanción que impuso el Colegio de Abogados a Johnny Portorreal. Cuando consultamos con el presidente del Colegio sobre el estado de la sanción, nos dijo que Portorreal había apelado a la sentencia y que el caso aún no se había resuelto. Eso significa que en este tiempo Portorreal ha seguido ejerciendo como abogado.

Algunos de los chats de la familia Rosario siguen activos, como también los rumores de que en algún momento llegará la herencia. En medio de la pandemia las protestas siguen e incluso se han extendido fuera del país. Han ido a protestar frente a la ONU en Nueva York y el 25 de septiembre se presentaron frente a la Casa Blanca. Como algunos Rosario son ciudadanos estadounidenses pedían el apoyo de la administración de Trump para presionar al gobierno de la República Dominicana, para que haga aparecer la herencia.

Mónica Cordero es periodista de investigación. Vive en Nueva York y trabaja con el equipo digital de Política en Univisión. Coprodujo esta historia con Luis Trelles. Luis vive en San Juan, Puerto Rico y es editor en Futuro Media.

Un agradecimiento muy especial a Joe Nocera. También queremos agradecer a Frank Báez, Rita Indiana, Andrea Bavestrello, Juan Carlos González Díaz y Alicia Ortega por su ayuda con esta historia.

Esta historia fue editada por Camila Segura, Luis Fernando Vargas, Victoria Estrada y por mí. Andrea López Cruzado y Desirée Yépez hicieron el fact-checking. El diseño de sonido es de Andrés Azpiri, con música de Rémy Lozano.

El resto del equipo de Radio Ambulante incluye a Paola Alean, Lisette Arévalo, Jorge Caraballo, Aneris Casassus, Xochitl Fabián, Miranda Mazariegos, Patrick Moseley, Barbara Sawhill, David Trujillo y Elsa Liliana Ulloa.

Fernanda Guzmán es nuestra pasante editorial.

Carolina Guerrero es la CEO.

Radio Ambulante es un podcast de Radio Ambulante Estudios, y se produce y se mezcla en el programa Hindenburg PRO.

Radio Ambulante cuenta las historias de América Latina. Soy Daniel Alarcón. Gracias por escuchar.

Copyright © 2020 NPR. All rights reserved. Visit our website terms of use and permissions pages at www.npr.org for further information.

NPR transcripts are created on a rush deadline by Verb8tm, Inc., an NPR contractor, and produced using a proprietary transcription process developed with NPR. This text may not be in its final form and may be updated or revised in the future. Accuracy and availability may vary. The authoritative record of NPR’s programming is the audio record.